Categorized | Artículos

Los 10 hábitos de una casa ordenada

Posted on 03 October 2012

¡O los hábitos para que mamá no se vuelva loca!

Una manera de superar algunos de estos sentimientos desbordados es crear algunos hábitos diarios para el cuidado de su hogar y su familia.

Puede haber diferentes hábitos que usted decida que requiere para su familia, pero esto que a continuación se describe le hará pensar.

10 HÁBITOS DIARIOS PARA

LAS MADRES OCUPADAS

1. Levántese temprano

> Es pesado, pero es la mejor manera de conseguir más de su día. De lo contrario, el día parece controlarla a usted y no al revés.

2. Despierte temprano y duerma de la misma forma

> Es probable que le agrade el tiempo después de que los niños han ido a la cama por sí mismos, o para trabajar en proyectos, o incluso para tratar de ponerse al día con las tareas del hogar.

> El hecho es apagar y encender las luces más temprano, le dan una mañana mejor y es probable que el día sea también más productivo. Esto puede no suceder para aquellos que son verdaderos amantes de la noche pero anímese a darse una oportunidad.

3. Deje todo listo por la noche

> Asegúrese de que todo lo que necesita para salir de la casa por la mañana esté preparado y donde debe estar. Enseñe a sus hijos este hábito tan pronto como le sea posible, puede hacer su vida más fácil.

4. Planifique sus comidas de toda la semana con anticipación

> Vea sitios como Pinterest para sacar nuevas ideas de comidas. Revise el plan de comidas la noche anterior de ir al super y verifique cuáles son los materiales faltantes, cuáles ya tiene y qué va a tener que reemplazar.

> Es más sencillo preparar todas las comidas en un solo día y dejarlas listas en el congelador. Será sencillo para una mamá con una vida ajetreada como usted.

5. Lave una carga de ropa al día

> De principio a fin. El hábito de agarrar la ropa de todos después de la hora del baño y lanzarla a la lavadora y secadora antes de acostarse. O en la mañana cuando se levanta.

> Tome 5-10 minutos para doblarla y guardarla, si tiene a sus hijos, motívelos a ayudarle. Una carga de un día puede no ser suficiente para su familia, pero cargar la lavadora al menos una vez cada día, le ayudará a mantener la pila de ropa sucia bajo control.

6. Haga su mejor esfuerzo dejando lavados los platos en la noche antes de ir a la cama

> Esto es difícil a veces, pero piense cuánto mejor se va a sentir en la mañana al ver un fregadero limpio. Construya este hábito y usted misma se lo agradecerá.

> Una vez más, si sus hijos tienen la edad suficiente para lavar los platos o para ayudarle, asigne turnos y deje que ellos se encarguen de vez en cuando.

7. Tómese 5 minutos y déle un toque a los cuartos de baño con un paño húmedo

> Enderece, limpie y mantenga un cepillo de baño listo para poner manos a la obra. Tome sus toallas sucias y la ropa de lavandería.

8. Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar

> Hemos escuchado esta frase en nuestra vida entera y es cierto que hace la vida mucho más fácil. El problema es que hemos acumulado demasiadas cosas para que tengamos un momento difícil de mantenerlas en su lugar.

> El trabajo de despejar el desorden y designar áreas específicas para cosas de uso frecuente, debe ser enseñado también a sus hijos. Es desalentador entrar en una habitación y ver las cosas tiradas.

> Por el contrario, entrar en una habitación ordenada causa una sensación de calma. Y para esto, el lugar no tiene que estar impecable, sólo en orden suficiente.

9. Tenga una rutina que incluya guardar los juguetes, libros, platos, basura, etc., y escoger la ropa para el siguiente día

> Tener esta rutina ayudará a sus niños aprender a ser responsables y saber qué se espera de ellos. Recuerde que usted es su madre y no la persona que limpia.

10. No diga que sí de inmediato a las solicitudes nuevas

> Vamos con una respuesta, como “Déjame revisar mi calendario y volver con usted”. O si usted sabe que tiene que decir NO, hágalo. Y sienta necesidad de explicar por qué. Un simple “debido a otras obligaciones, no voy a ser capaz de ________”.

ESTRATEGIAS PARA

TENER SIEMPRE

PLATOS LIMPIOS

• Que todos los miembros usen el mismo vaso todo el día. Si es posible, es más sencillo si sólo toman agua, pueden enjuagarlo y dejarlo en un lugar para usarlo en otro momento.

• Reparta las tareas. Que su pareja revise el baño de los chicos mientras usted se encarga de los platos.

• Deje los platos limpios antes de ir a la cama.

• Levantarse para ver una cocina limpia es relajante.

• Acomode los trastes en la mañana. Cuando esté en la cocina, encárguese de acomodar los trastos de la noche anterior, que dejó limpios, y ahora están secos.

Leave a Reply